¿Estás aprendiendo chino? Este es tu sitio.

¿Qué es?

Recursos para aprender chino

¿Crees que los materiales para aprender chino son escasos? ¿Te resulta difícil encontrar recursos y acceder al idioma más allá de los manuales de gramática y vocabulario? En La fábrica del mundo encontrarás más materiales y recursos para aprender el idioma y la cultura.

Basta de inglés. ¡Queremos español!

¿Te frustra que la gran mayoría de materiales y recursos para aprender chino estén en inglés? Para aprender un idioma correctamente debemos hacerlo a través de nuestra lengua materna, el español. Entonces, ¿por qué para aprender chino es necesario saber antes inglés?

Actividades, talleres y eventos

¿Te gustaría conocer a más gente que aprende chino o interesados en China? La fábrica del mundo organiza intercambios de chino-español, talleres de idioma, cultura y caligrafía, cursos online y eventos de networking y de negocios con China.

Redes sociales y nuevas tecnologías

¿Te resulta difícil acceder a la información sobre China? En La fábrica del mundo aprovechamos las redes sociales y otras tecnologías para divulgar el conocimiento y la información sobre China de una forma dinámica y muchas veces inaccesible desde occidente.

Qué hicimos en 2018

Gracias a todos los que participaron y colaboraron
  • 200 publicaciones en redes sociales con información sobre la cultura y el idioma chinos.

  • Materiales descargables gratuitos para el aprendizaje del idioma.

  • 6 intercambios de chino-español y 5 talleres presenciales de lengua, cultura y caligrafía china.

  • 2 encuentros grupales y de networking y 1 masterclass impartida por un experto en negocios con China.

¿Quién es La fábrica del mundo?

..

¡Hola! Soy Rocío, fundadora de La fábrica del mundo. ¿Quieres saber más?

..

Colaboraciones:

Cliente Cliente Cliente Cliente

¿Te gustaría participar o colaborar? Escríbeme, estoy deseando escucharte :)

Últimas entradas

Accede a todas las entradas del blog aquí.

Contacto

Si tienes preguntas, sugerencias o quieres colaborar con La fábrica del mundo, ¡escríbeme!